Locro Pulsudo

Por lo completo en sus ingredientes. Se sirve en la Pulpería acompañado de una empanada criolla cortada a cuchillo.

La Pulpería de los Ferreyra

La Pulpería de los Ferreyra está ubicada en pleno centro de Santa Rosa de Calamuchita, emplazada frente a la “Capilla Vieja”, emblema histórico de la ciudad, y recientemente declarada Museo Histórico de Arte Religioso. La separa de la capilla un caminito adoquinado. La Pulpería remite desde su inicio a otras épocas, colmadas de tonada criolla.

La Pulpería de los Ferreyra toma su nombre de las viejas costumbres gauchescas; las pulperías fueron los primeros almacenes de ramos generales, cumplían la función de proveeduría, taberna y casa de reunión de los lugareños, donde se vivían con naturalidad distintas expresiones de la cultura local, como la música regional, distintos juegos populares y entretenimientos.

Con el principal propósito de hacer homenaje a la tradición, se erige la Pulpería de los Ferreyra; un restaurante con identidad propia orientado a la cocina criolla. Esta casona, con reminiscencia antigua, de paredes altas y techos de bovedillas, entre alfalgias y tirantes de madera rústica, le dan realce y calidez a este ambiente con características de casa de campo.

“Aspiramos a conservar y perpetuar nuestra tradición a través de la cocina criolla, que es una de las tantas maneras en que se identifica y define la idiosincrasia de los pueblos”.

Espacios

Espacios de tradición en la Pulpería

Una bodega con más de 1.000 botellas de vinos especiales y por supuesto el vino casero de la Pulpería.

Acompañando su sentido, y haciendo honor a su ubicación, en la esquina más tradicional del centro de la ciudad de Santa Rosa, la Pulpería surge entre ladrillos a la vista y rejas de diseño artesanal rodeada de faroles de estilo colonial.
Cuenta en su interior con dos salones cerrados, un gran patio y galerías que la rodean, para almorzar o cenar al aire libre. La Pulpería cuenta con el rincón del Templo del Vino, una bodega de las mejores etiquetas en la que se pueden degustar los mejores vinos argentinos.

En sus espacios interiores, lazos, espuelas, rebenques, boleadoras, cuadros y otros adornos gauchescos visten las paredes del local. Las brasas crujientes, las guitarras que acompañan la música norteña, cuyana y litoraleña sonando de fondo, y todos los platos que se elaboran en la Pulpería, dejan en claro la devoción por el folclore, por lo tradicional, y por las costumbres típicas de la región.

Servicios

Cabrito a las brasas

Cabrito a las brasas

El Cabrito mamón que ofrece la Pulpería de los Ferreyra, criado a leche de cabra.

En la Pulpería de los Ferreyra se puede disfrutar de una cocina criolla que tiene como base el cabrito a las brasas, la trucha, la humita, el locro, el puchero mixto, las empanadas al horno y el pan casero, además de una excelente parrilla. El matambre y la bondiola deshuesada de cerdo a la parrilla son otras de las tentaciones de este lugar.

Los buenos vinos, el complemento de la amable atención de la casa y el esfuerzo de la familia Ferreyra por conservar las tradiciones criollas a través de su cocina, son una ventana a la Córdoba Colonial que la convierte en un paseo en sí mismo.

“Esta Pulpería fue mi sueño en ella puse mis amores, amor de esposo, de padre, de hermano y de amigo, siempre serán bienvenidos lo que traspasen su puerta, cuide usted de no cerrarla pues yo la mantengo abierta”.